Papeles pintados

Sin duda, muchas veces te he dado ideas para que reutilices materiales, objetos o productos. Un poco pensando en no tirar las cosas y darles una segunda vida. Como por ejemplo cuando os hablé sobre cómo restaurar muebles viejos. Ya sea restaurándolos con nueva pintura o, como en nuestro caso, que hemos usado estos hermosos papeles pintados. Así como buscándoles otra nueva utilidad, si te hablo de esto, posiblemente te venga a la mente la palabra reciclaje. Aunque técnicamente no es lo mismo, a fin de cuentas, cuando reciclas algo, le vuelves a dar el mismo uso que tenía. Esto es, por ejemplo como ocurre con el papel reciclado, o el aluminio de las latas que vuelven a convertirse en latas nuevas. De aquí a un tiempo se está empezado a oír un anglicismo que define este buscar una segunda vida a cosas que ya no lo tienen. No se si habrás oído la palabra upcycling.

Sí, se parece a recycling; y es que el upcycling al que se le conoce en castellano como reciclaje creativo o supra-reciclaje; es esto de lo que os he hablado en otras ocasiones. Reutilizar materiales u objetos para darles más valor que el objeto original. Transformar residuos en objetos de valor y a ser posible manteniendo su forma, a pesar de darle una utilidad distinta a la que tenían en un principio. Siempre a través de la creatividad y el ingenio de cada uno.

Es decir, el upcycling es dar ese paso más allá. Es ver un poco más, mirar una botella y ver que con ella puedes crear un lapicero, un cuenco para las llaves o incluso anillos y pulseras; aunque sin perder del todo su identidad. No hablo de coger esa botella y termo-formarla para darle la forma de un lapicero, si no de usar la misma forma de la botella, recortar el cuello, lijarlo, y tener un lapicero con la forma de la botella. No olvides que cualquier pieza que quieras trabajarla podrás decorarla con papeles pintados. Ya que tienes una gran variedad de diseños para poder elegir, además de características especiales que te pueden ayudar en tu diseño final. Piensa que no es necesario que cubras toda la pieza con los papeles pintados, sinó que puedes utilizarlos para darles un toque especial o una textura que necesites en un momento dado.

Papeles pintados 3Gracias a la gran variedad de diseños que tienes a tu disposición, podrías por ejemplo adaptar cualquier cajón que tengas, adornándolo con papeles pintados con motivos infantiles, y hacer un cajón de juguetes con las manualidades para el/la peque de la casa.

Así pues, mediante el upcycling consigues alargar la vida útil de un objeto. Objetos olvidados, dándole más tiempo de uso en lugar de simplemente tirarlos o cambiarlos por otros nuevos. Así pues, no dejamos de estar reciclando, pero yendo un paso mas allá. Es decir, también reducimos el consumo innecesario alargando la vida de productos que de otra manera se tirarán. Reduciendo la cantidad de basura que generamos, también es una forma de acentuar nuestra creatividad buscando ese nuevo uso para objetos, así como una nueva forma de artesanía para cualquier edad.

Así pues, ¿qué ideas puedo darte para empezar con el reciclaje creativo? volviendo al tema de la botella, con una botella de vidrio podemos hacer unas copas super originales. Claro está que cortar vidrio no es lo mismo que cortar cartón; pero de eso ya te hablaré en otro momento. Se puede utilizar el cuello de las botellas para crear unas copas super originales, que conserven la forma del cuello de la botella. Obviamente, lijando los bordes para no cortarte al beber, y poniéndoles un pie que puedes sacar la propia base de la botella. Es casi poético usar una botella de vino como copa ¿verdad que si?

Papeles pintados 2

Con los muebles igual. Puedes buscarle otra utilidad a esa mesa que tienes en el recibidor. Como decía al principio, usando papel pintado por ejemplo, puedes convertirla en una mesa para guardar las bebidas y buscarle un sitio en el salón. O al revés, convertir una mesita de noche en un mueble recibidor que no ocupe mucho espacio y no le quite el protagonismo a la entrada. O convertir una ventana de madera en un marco para cuadros, hay muchas posibilidades con el reciclaje creativo.

Tazas antiguas convertidas en porta velas. Cucharones de cocina reutilizados como un adorno del que colgar las llaves de casa. Espejos reconvertidos en bandejas, libros viejos utilizados como patas de mesa o como bases para figuras. Latas de conservas usadas como embellecedores de macetas. Botes de cristal usados para guardar abalorios. Como ves, las posibilidades son más que infinitas, de hecho son inimaginables, porque una vez le des una nueva utilidad a algo que iba a ser un desecho, en un futuro podrás volver a dársela. Como siempre es cuestión de que te pongas manos a la obra y eches un vistazo por casa para ver qué cosas tienes ahí que no usas y en las que puedes trabajar para llevar a cabo el upcycling.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: