MotosierraBueno, hoy es día de ponernos manos a la obra. Sin duda, a la hora de poneros a trabajar en alguna manualidad o artesanía, siempre tienes una compañera fiel que esta ahí, y a la que posiblemente no sueles tener en cuenta. Esa compañera es la mesa; una buena mesa, amplia y ordenada es fundamental para llevar a cabo cualquier trabajo. Por eso hoy voy a darte consejos e indicaciones para que te crees tu propia mesa. Que sí, que siempre puedes pasarte la tarde dando vueltas en esa laberíntica tienda de mesas; pero lo hecho por uno mismo siempre es más satisfactorio. Así que, el primer paso es sencillo, solamente tienes que echarle un vistazo a las motosierras que encontrarás a través de este enlace. Pasearte por tu jardín buscando el árbol idóneo, talarlo y ... espera, ¿Qué pasa? ¿no tienes arboles en tu jardín? ¿vives en un piso? ¿y no tienes árboles en el patio comunitario? Está bien, entonces tendremos que dejar de lado el leñador que todos llevamos dentro e ir a comprar tablas.


Bueno, lo primero y básico es planificar. Si te pones primero a construir tal vez al acabar te encuentres con una desagradable sorpresa. Y eso con suerte, posiblemente antes de acabar veas piezas que no encajan y demás; así que lo primero, decide donde vas a colocar la mesa, mide el espacio, asegúrate de que las medidas están bien y ahora, al papel dibuja tu mesa. Si no se te ocurre nada, siempre puedes mirar fotografías de mesas para inspirarte, o encontrar diseños llamativos, aunque en un principio haya hablado de una mesa de trabajo también puedes hacer mesas decorativas, eso ya es cosa de cada quien. Ten en cuenta la altura, profundidad y respeta siempre las medidas, intenta no ir al límite y una vez tengas tu mesa dibujada y planificada es el momento de conseguir la madera.

Bien, ahora ya sí es momento de conseguir la madera, así que, coge tu motosierra y al campo. ¿Qué, no te animas?, bueno no obstante y dependiendo de tu habilidad, siempre tienes la opción de tratar por tu cuenta la madera. Con una motosierra y una sierra de mesa puedes fabricar tus propios tablones. Pero si no te ves capaz lo mejor es que acudas a una tienda profesional. Primero, eso sí, calcula la cantidad de madera que necesitarás y compra un poco mas, por si acaso te equivocas o hubieras calculado mal. Además, siempre puedes aprovechar el sobrante para hacer algo. Aquí no se tira nada, ahora también debes de tener en cuenta donde vas a colocar la mesa. Si es para exterior busca madera tratada, sinó siempre puedes tratarla tú. Para el interior, la madera de pino es bastante asequible, aun así, en la tienda de bricolaje seguro que pueden aconsejarte tanto en cantidad como en tipo de madera según tus necesidades. También en algunas tiendas ofrecen servicio de corte, por lo que te dejarían la madera lista para que empieces a montar. Ya depende de lo que prefieras o de las ganas con las que te veas.

Ahora es el momento de hacer la tabla de la mesa, la superficie en sí, procede a entarimar las tablas. Esto es, ponerlas una junto a otras ftomando la forma que diseñaste. Puedes unirlas con un sistema de ranuras, esto posiblemente puedas encargarlo en la propia tienda. Un poco de cola de carpintero, unes la ranura con la lengüeta y aplicas presión para que se unan. Claro está, también puedes perforar en diagonal entre las tablas y usar tornillos para unirlas, aun así no hace falta optar por un método u otro, usar ambos también esta bien. Esto es si usas varias tablas, también puedes haber optado por una única pieza para hacer la mesa en sí.

Crear la estructura del bajo mesa o base es sencillo también, cola y tornillos, para darle mas robustez. A la hora de pegarla a la mesa, lo mejor es repetir, una lineal de cola y ejercer presión. Puedes usar sargentas o colocarle peso encima; es más recomendable la primera opción y por supuesto también puedes atornillarla a la mesa, pero ten cuidado de no pasarte y atravesarla.

Ahora es momento de colocar las patas, aunque parezca sencillo es un paso bastante importante, puede echar por tierra todo el trabajo. Alinea bien la pata a la esquina del bajomesa, esparce cola en la parte posterior de la mesa, y en la parte posterior de la esquina de la base o bajomesa. Pon la pata en la esquina y sujétala firmemente con sargentas. Una vez seca y sin retirar las sargentas, atorníllalas, pero antes asegúrate de que están niveladas. Corregir un pegado es fácil; intentar corregir un atornillado puede ser desastroso. Ahora sí, un tornillo por cada lado de la esquina de la base será suficiente. Repite el proceso tres veces mas y ya casi lo tienes.

Una vez esté seca la mesa puedes darle la vuelta y ponerla en su posición natural, es hora de lijarla. Darle el tratamiento y pintarla como prefieras, eso ya, depende de ti.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: