En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre sí quiero acordarme, hay un pueblecito llamado Santa Cruz de Mudela de algo más de 4500 habitantes, situado en el extremo sudeste del Campo de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real.

En el Colegio Público “Cervantes” de esta pequeña localidad, que no por pequeña, menos importante; los alumnos de 3º de Educación Primaria con la inestimable colaboración de sus familias, y la dirección de su tutora y profesora de lengua María Isabel Picazo Soria, han realizado una serie de actividades a lo largo del curso 2014-2015 englobadas dentro del Proyecto Documental Integrado "Cadena de Quijotes", y que culmina con una exposición titulada "Soy... un personaje del Quijote".

Así escrito queda muy interesante y suena muy bien, pero ¿qué hay detrás de todo este proyecto? No son solo unas actividades más.

La educación pretende el desarrollo global de la persona, y Decroly recomienda que, siempre que se pueda, es mejor proporcionar a la infancia un contacto directo con la realidad. En este caso para motivar a los niños y conseguir que se impregnaran de la literatura y que sobre todo llegaran a conocer bien este libro que es considerada la obra más importante en la literatura en español de todos los tiempos. Su profesora incluyó en el currículum este proyecto y desde principio de curso se empezó a trabajar en él.

Primer escollo, proporcionar el libro a los niños, el siguiente, trasmitir a las familias su proyecto y motivarlas para que colaboraran y se implicaran y fuese una actividad de toda la comunidad educativa. Al buscar en Internet información gráfica, descubre que es casi nula y la motiva más aún para continuar con el proyecto y así descubrir todos los participantes juntos, todo lo relacionado con aquella época y con los personajes de esta obra. A través de dicha actividad.

Una vez superados, se empieza por la lectura del Quijote, y es todo un descubrimiento, comprobar que se tiene aptitudes para la lectura, une generaciones, abre la mente a un mundo de fantasía, anima al intercambio de ideas, etc.

La lectura también se trabaja de forma colectiva, siempre buscando la colaboración y trabajo en equipo de padres, alumnos y profesora. Por tanto se ha fomentado el amor a la lectura, que en algunos casos era muy bajo, consiguiendo así que se siga inculcando a los niños, por parte de los padres.

Cuando ya se va conociendo mejor el libro se empiezan diferentes trabajos de investigación para profundizar y sobre todo para que no sea una mera actividad más, sino que se vayan interesando por el libro y los anime a la lectura y esto hace que lo asimilen mejor y no sea algo que una vez pasado se olvide.

Se hacen murales profundizando en la vida de Cervantes y su obra. Todos los detalles eran importantes, pero descubiertos por los propios alumnos tras sus pesquisas e investigaciones.

Otra actividad que cabe destacar es la llamada persona libro y palabra vinculada, que consiste en memorizar una parte del libro, pero no para recitarla tipo papagayo, sino para trasmitirla de forma que parezca que las estás viviendo, como cuando se trasmite alguna vivencia personal. Darle vida a este texto como si fuesen los protagonistas.

La cadena de e-mail aprovechando las nuevas tecnologías, la profesora realizó una breve encuesta sobre el Quijote y se enviaron emails, pidiendo que respondieran las preguntas y enviaran las respuestas al colegio y a la vez fuesen compartiendo dicha encuesta entre sus conocidos. De esta forma se consiguió que llegaran respuestas de persona de diferentes edades, profesiones, culturas, etc. Dando a los alumnos una visión más global de su trabajo y conociendo la repercusión que una obra tan importante tiene a nivel mundial.

Para la confección de cada personaje se ha hecho una investigación minuciosa, sobre su altura, complexión, ropas, etc., Todos los detalles necesarios para que sean los más fieles posibles a los creados por su autor.

Las madres, los alumnos y la profesora se reunían por las tardes para trabajar en la realización de los muñecos, dando ejemplo de compromiso y de implicación en la tarea educativa que se realizaba.

A lo largo del curso con estas actividades se trabajan prácticamente todas las materias, y niños que en alguna no se les da bien, descubren otras en las que se sienten cómodos, mejorando el autoconcepto de si mismos y aumentando su autoestima. Esto conlleva a la vez la mejora de los niños en todos los aspectos.

El presupuesto ha sido muy escaso, ya que no se ha contado con ayudas institucionales, ya que las familias y la profesora han sufragado el coste total, pero no ha sido excusa para este grupo de madres, alumnos y su profesora al frente. Los decorados están pintados por la profesora, con pocos recursos, pero con un resultado espectacular. Con unas témperas y un rollo de papel continuo, creatividad y MUCHA VOLUNTAD, como se puede ver se consiguen maravillas.

La realización de los muñecos y demás detalles del decorado como pueden ser: carro de heno, unos sacos de paja, típica reja manchega con flores, ristra de ajos y pimientos, puerta con tinaja y nombre de la calle, escalera de subida a los molinos, etc. Se ha cuidado hasta el más mínimo detalles, aquí quedan reflejadas todas las horas de trabajo a lo largo del curso, no solo en la realización de esta exposición, sino del trabajo de investigación para conseguir este broche final.

Como una imagen vale más que mil palabras mejor ver el siguiente vídeo de Gregorio Márquez donde Isabel nos explica la exposición con todo lujo de detalles.

 

Resaltar el trabajo realizado por las madres junto con sus hijos y la encomiable dedicación de esta profesora de la escuela pública, que refleja la dedicación y entrega de aquellas profesoras y profesores que más que ejercer una profesión, están realizando una vocación.

Para finalizar qué mejor que ver la exposición y conocer a sus autores...

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: