Receta del tronco de nata y chocolate

Si hay algún alimento con el que siempre acertamos es el chocolate, gusta a chicos y grandes. Este tronco es ideal para cualquier momento del día, merienda, postre, desayuno o cualquier evento cumpleaños, cenas familiares, etc.

INGREDIENTES:

  • 190 g. de azúcar.
  • 120 g. de mantequilla.
  • 200 g. de harina.
  • 3 huevos.
  • 80 g. cacao amargo puro.
  • ½ sobre de levadura aproximadamente 8 g.
  • Chocolate fondant.
  • 100 g. almendras.
  • Nata.
  • 50g. de Azúcar glass.

ELABORACIÓN:

1.- Separar las yemas de las claras y montar estas a punto de nieve y reservar. Se hace una crema batiendo el azúcar con la mantequilla. Ahora añadimos las yemas, el cacao y ½ vaso de leche y seguimos batiendo con suavidad.

2.- La harina se le añade la levadura y se tamizan. A la preparación anterior vamos añadiéndola harina poco apoco y dejando integrar bien antes de añadir la siguiente. Por último añadimos las claras a punto de nieve, con movimientos envolventes, para que no se bajen y le deje el aire a la masa.

3.- Verter la masa en un molde rectangular que sea alto, previamente enmantecado y enharinado (o con espay desmoldante). Se mete en el horno precalentado a 180º durante unos 30 minutos. Como siempre este es un tiempo orientativo, depende de cada horno.

4.- Mientras está en el horno podemos montar la nata junto con el azúcar glass. Dividir la nata montada en dos partes iguales. En una le ponemos las almendras peladas y trituradas y en la otra le ponemos dos cucharadas de cacao. En ambos caso removemos hasta que se integren bien a la nata lo que le hemos añadido.

5.- Esperar que se enfríe el bizcocho cuando lo saquemos del horno y una vez frío lo cortamos en dos o tres capas, depende lo alto que nos haya quedado. Ponemos sobre la capa inferior la crema de la nata con el cacao, ponemos ahora la capa intermedia y le ponemos encima la crema de la nata con las almendras y ponemos por fin la capa superior de bizcocho.

6.- La decoración va a gusto y a la imaginación de cada cual, aquí proponemos una decoración fácil y resultona. Poner virutas de chocolate por encima y unos montoncitos de nata con la manga pastelera. Se conserva en frigorífico hasta el momento de tomarla, para evitar que con el calor se baje la nata.