Receta de zanahorias a la mantequilla

Las zanahorias es una de las verduras que tiene más propiedades. Aunque se suelen tomar como guarnición, menestras o cremas. En esta receta vamos a ver que se pueden tomar también como plato independiente y para hacerla se necesita muy poco tiempo y es muy fácil.

INGREDIENTES:

  • 600 g. de zanahorias.
  • 40 g. de harina.
  • 50 g. de mantequilla.
  • ½ vaso de aceite de oliva.
  • Sal.

ELABORACIÓN:

1.- Pelar las zanahorias. Lavarlas y secarlas con un paño de cocina. Cortar la mitad de ellas en bastoncillos. Y en rodajas la otra mitad.

2.- Pasarlas por un plato con harina y sacudirlas bien para quitar el exceso.

3.- Calentar en una sartén un poco de aceite y mantequilla. Pasar poco a poco las zanahorias por la sartén.

4.- Freírlas durante 15 minutos, tanto las rodajas como los bastoncillos. Al sacarlas ponerlas sobre un papel absorbente antes de emplatar.

5.- Poner los bastoncillos en el centro y las rodajas alrededor (esta es solo una idea). Ponerles sal al gusto teniendo en cuenta que las zanahorias por si solas son sosas y dulzonas.

6.- Adornarlas con alguna hierba aromática muy picada, pero que no tenga un aroma demasiado fuerte para que no contraste en exceso, por ejemplo perejil.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: