Receta de mejillones gratinados

Otra receta muy baratita, ya que los mejillones es uno de los productos del mar más baratos. Es un producto muy versátil, se puede preparar de mil formas: al natural, en vinagreta, con mayonesa, con bechamel… Tienen un alto contenido en hierro, es un alimento recomendado en dietas para la anemia ferropénica. En esta ocasión los vamos a preparar de una forma un poco más especial.

INGREDIENTES:

  • 1 Kg. De mejillones.
  • 1 vaso de aceite de oliva.
  • Perejil.
  • Ajo.
  • Pan rallado.
  • Orégano.
  • Sal.
  • Pimienta.

ELABORACIÓN:

1.- Limpiar los mejillones rascando con un cuchillo la concha y enjuagar con agua fría.

2.- Se ponen en una cacerola grande con un poquito de agua y sal, ponerlos al fuego el tiempo justo hasta que se abran. (Recordar que el que no se abra significa que está malo y hay que desecharlo).Reservar el caldo.

3.-Quitarle la parte de la concha que se queda vacía y la otra con el bicho ponerla en una fuente de horno. Es conveniente que no se monten unos sobre otros. Añadir por encima un picadillo de ajo y perejil.

4.- Aromatizarlos ahora con el orégano pero en poca cantidad, ya que anularía el sabor de los mejillones.

5.- Regar con el aceite de oliva, teniendo el cuidado de que caiga aceite en todas las conchas. Aparte combinar el pan rallado, con aceite, sal, pimienta y un poco del caldo de abrir los mejillones.

6.- Cubrir ahora los mejillones con esta mezcla y meter la fuente en el horno. El tiempo justo de que se gratinen, sacarlos del horno y servirlos calientes.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: