Receta de arroz frito

Cuántas veces nos ha pasado, que nos ha sobrado arroz hervido, o bien porque no han venido todos a comer o porque no sabemos cómo lo calculamos. No se puede tirar nada y aquí os presentamos una receta para aprovechar de forma original y exquisita ese arroz.

INGREDIENTES:

  • 400 g de arroz.
  • 100 g. de queso en lonchas.
  • 1 taza de caldo.
  • 1 huevo.
  • 1 trufa.
  • Pan rallado.
  • Aceite.
  • Sal.

ELABORACIÓN:

1.-Remover con una cuchara el arroz sobrante del día anterior, para dejarlo un poco suelto. Añadir un huevo y un poquito de caldo, para facilitar la tarea. Remover muy bien todo.

2.- Pasados unos minutos separar el arroz en dos partes, poniendo una de ellas en el fondo de un molde o fuente rectangular honda, alisando bien la superficie. Taparlo con las lonchas de queso.

3.- Añadir la trufa en láminas por toda la superficie del queso y ahora poner el resto del arroz encima. Repetir la misma operación ahora con el queso y las trufas. Prensar muy bien con una cuchara u otro utensilio que nos parezca apropiado.

4.- Cortar este pastel de arroz en cuadrados iguales. Utilizar un cuchillo muy afilado para que no se deformen demasiado.

5.- Sacarlos de uno en uno e ir rebozándolos en pan rallado. Freír en una sartén en abundante aceite, procurando que se doren uniformemente.

6.- Al sacarlos dejarlos sobre un papel absorbente para que desprenda el exceso de aceite. Pasarlos a una fuente de servir y llevar a la mesa. Servirlo caliente.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: