Persianas venecianas

Seguro que más de una y más de dos veces has visto en alguna de esas películas de domingo por la tarde, ese momento en el que alguien dice "Creo que nos están espiando"... entonces señalan a una casa y ven como una persiana se mueve. ¿A que si? y siempre son estas persianas de laminas de aluminio. ¿Sabías que se llaman persianas venecianas, y que también pueden ser de madera y plástico? Si quieres saber más detalles puedes buscar más información en esta tienda online, más información de la que voy a darte ahora yo, claro está.

Primero, vamos a hablar de algunas ventajas que tienen este tipo de persianas respecto a las demás. Sin duda, una de sus mejores ventajas, y que es básicamente su característica principal es el hecho de poder abrir las lamas aun teniendo la persiana bajada; de esta forma puedes conseguir más o menos privacidad, controlar la intensidad de la luz que entra de fuera sin tener que tener la persiana medio subida o medio bajada. Por otro lado son unas persianas con una gran versatilidad según su diseño encajan perfectamente en entornos laborales, así como en el hogar, y bueno, sobre su precio, claro está que según el material puede variar bastante. Pero por norma general no son demasiado caras, haciéndolas alcanzables para cualquier bolsillo que se cruce en su camino.

Como acabo de decir, las puedes encontrar de distintos materiales, haciendo que sean una buena opción para cualquier entorno. Para una casa, sin duda una persiana veneciana de madera aportará calidez, y dará una sensación acogedora a la habitación donde la coloques. Además, la madera conserva mejor la temperatura que otros materiales, por lo que es una muy buena opción para entornos fríos. Al ser madera, su mantenimiento es igual que el de cualquier mueble; Se limpia con un producto especifico de madera y listo. Son más robustas y duraderas que las de aluminio, y además, puedes encontrarlas de muchos tipos de madera y colores, aunque bueno, si no das con la tuya, siempre puedes lijarlas y aplicarles el color que prefieras.

Por otro lado también puedes encontrar persianas venecianas de aluminio. Estas son más formales. Suelen quedar mejor en lugares de trabajo, oficinas, consultas y demás. Pero tampoco tiene por que ser así; el aluminio está a la orden del día en los hogares, por lo que solo es cuestión de encontrar el diseño que más te agrade, y buscarle un lugar en tu hogar. Además suelen ser más económicas que las de madera. Sin duda también son una gran opción a tener en cuenta.

Ahora, ¿Cómo instalo una persiana veneciana? pues básicamente es casi como hacer un puzzle. Te explico, puede que esto varíe según el fabricante, pero como siempre, lo mejor es preguntar directamente donde la compres. Aun así, por norma general estas persianas vienen con un par de clavijas; las cuales se atornillan allí donde se quiera colocar la persiana: en el techo, en una pared, ... Eso ya depende de ti. Entonces una vez colocadas, no te olvides de medir y ver que están bien alineadas. La persiana se encaja en estas clavijas, y ya está. Casi tardo más en escribirlo que en hacerlo. Ahora ya solo queda ajustar los topes de las tiras para subirla y bajarla, así como engancharle la varilla que controla la inclinación de las lamas y eso sería todo. Más fácil imposible. Así que ya sabes, las persianas no son solo para dejar y entrar salir la luz. También son una opción muy a tener en cuenta a la hora de decorar tu hogar haiendo manualidades.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: