Persianas alicantinasHoy vengo a seguir hablando sobre cómo vestir tus puertas o ventanas. Y esta vez vengo a hablarte de algo que seguramente uses a diario. De algo que no echas en falta hasta que vas a un lugar donde no tienen; y ese algo son las persianas. Porque sí, están siempre ahí casi sin hacer ruido y son una herramienta que puede ir mas allá de bloquear la luz, siendo también un elemento decorativo. Y voy a hablarte en concreto de las persianas alicantinas. Y, ¿Qué es una persiana alicantina? Pues son estas persianas que están hechas con lamas de madera o PVC unidas en horizontal y que se enrollan sobre sí mismas. Puedes empezar por echarle un vistazo a puntogar, pero antes quedate por aquí, que te hable un poquito de las persianas alicantinas.


Las persianas alicantinas están extendidísimas por España, es muy común verlas en cualquier lugar. A mí, de hecho, me recuerdan al barrio donde crecí. Y es que sin duda es un elemento muy versátil. Suelen usarse en el exterior, por lo que procuran sombra al interior del hogar ayudando a combatir las temperaturas altas de las zonas mas calurosas. No cortan la ventilación ya que entre lama y lama hay un pequeño hueco por lo que el aire puede correr. De igual forma protege de los rayos solares, y su precio a día de hoy no tiene rival. Cumple la misma función que otras persianas y por menos dinero, poco más hay que decir al respecto.

Por norma general, puedes encontrar este tipo de persianas en dos materialesmadera y PVC. Cada una tiene sus ventajas y desventajas; claro está, las persianas de madera pesan más que las de PVC, por lo que requieren más fuerza para subirlas. No es una barbaridad, pero según la persona puede costar más o menos: Eso está claro, no obstante las de madera siempre quedan más vistosas y dan un empaque mas hogareño. Por otro lado al ser un elemento de exterior, hay que mantenerlas. Pintarlas con un buen barniz de madera de exterior, que las proteja de la lluvia. Y por otro lado, dependiendo de la madera y barniz, tienes una amplia variedad. Además de que puedes pintarlas del color que quieras, o incluso teniéndolas extendidas pintar un diseño propio. Aunque de igual forma recuerda utilizar el barniz para protegerlas. Por otro lado, las persianas alicantinas de PVC tienen menos mantenimiento. Pesan menos, y también suelen ser más económicas. Tal vez no sean tan vistosas como las de madera, pero puedes encontrar persianas alicantinas de PVC que imitan a la madera. Por lo que en lo visual tendrás una persiana de "madera" sin tener que preocuparte tanto por ella, ya que el PVC es mas resistente a los continuos ataques meteorológicos.

Y ahora un punto importante, ¿Cómo colocar una persiana alicantina? pues la explicación sencilla y rápida. Es que se coloca prácticamente igual que un cuadro. Esto es, usando cáncamos y alcayatas. Ahora bien, a la hora de colocarle los cáncamos a la persiana, la opción más recomendable es que la midas y coloques un cáncamo en la mitad de la mitad. Es decir dos cáncamos, ahora bien, depende de donde la vayas a colocar deberás poner los cáncamos en la parte superior o posterior. Si la colgaras del techo, ponlos arriba; si va a una pared, pues detrás. Ahora solamente queda marcar la posición de los cáncamos en la pared. Usa un nivel, no vayas a poner una persiana torcida. Ahora ya solo queda perforar la pared, usar unos tacos para las alcayatas y una vez estén firmes, colgar la persiana de ellas y listo. Te lo dije, es como colgar un cuadro.

Como siempre, puedes ir mas allá. Decorando y personalizando la persiana a tu gusto. porque aunque sea un elemento para el exterior de tu casa, sigue siendo tu casa, y eso no es excusa para no cuidar la parte que da a la calle e impregnarla de tu estilo y personalidad.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: