Pegamentos colas y adhesivos

Hoy vamos a dedicarle algo de tiempo a un compañero que siempre ha estado ahí en las manualidades, y al que tal vez no prestamos la suficiente atención. Y este es el pegamento, bueno, pegamento, cola blanca para madera, silicona caliente; cualquier tipo de sustancia que podamos usar para unir materiales de una manera solida y duradera, por lo que hoy hablaremos de tipos de pegamento y cual utilizar según que material, todos fáciles de encontrar en cualquier tienda de manualidades, y si no a través de la web, solo con teclear pegamentos online seguro que no tardas ni medio segundo en dar con lo que necesitas.

Cola blanca, tal vez el primer pegamento que hayas usado en tu vida, ya que suele ser bastante usado en las escuelas por su sencillez a la hora de usarlo. Tal vez sea uno de los pegamentos que más versatilidad ofrece a la hora de trabajar con él, la cola blanca es idónea para cartulinas, madera, cartón, corcho, incluso foamy, para usarla, primero conviene revisar que ambas superficies que vayamos a pegar estén limpias y después aplicar una capa en las superficies que quieras pegar, y esperar unos minutos antes de unirlas. Una vez unidas, aplicar presión y dejarlas secar, no sin antes limpiar el más que probable exceso de cola blanca, ya que es fácil pasarse y poner de más.

Sin embargo, si la cola blanca se nos queda corta, podemos echar mano de las colas de contacto. Estos pegamentos secan más rápido que las colas blancas y aunque su forma de uso es idéntica, a veces, conviene dar un segundo encolado. Pero sin duda, el resultado es mucho más resistente y fuerte que el de la cola blanca. Estas las podemos encontrar incluso en forma de aerosol.

Desde hace algún tiempo la cola termofusible, o mas conocida como silicona caliente, ha irrumpido con fuerza en el mundo de las manualidades y las labores. Este tipo de pegamento que se presenta en barritas cilíndricas precisa de una pistola de encolar para poder ser usadas. Una de las primeras precauciones que debes tener a la hora de usar este formato de pegamento, es la temperatura. Si bien no es una temperatura muy alta sí que dependiendo de lo sensible que sea tu piel, puedes hacerte daño si la tocas directamente. Por eso, siempre con precaución, puedes usarlo en multitud de materiales y conseguir unos resultados fenomenales. Plásticos, porcelana, incluso tela, la cola termofusible es el todo terreno de los pegamentos para las manualidades.

Creo que no sería justo no mencionar otro tipo de pegamentos que vienen en formato cinta. Como puede ser la cinta de carrocero, muy útil a la hora de pintar superficies para delimitar la zona a pintar. Y la zona que quieres proteger. La cinta de doble cara que suele dar unos muy buenos resultados en trabajos de scrapbooking e incluso las cintas de velero que si bien no son un pegamento en sí, también ayudan a mantener unidas dos superficies mientras tú quieras, ya que te permite revertir esta unión a voluntad o según tus necesidades.

Así pues para cada trabajo hay un tipo de pegamento que te resultará más idóneo que otros, es por eso que como siempre te recomiendo, lo mejor es buscar bien e informarte en tu tienda de confianza; ya sea física u online, y aunque creas que sabes cómo usar el pegamento, es recomendable que te leas las instrucciones de uso del fabricante. Por lo demás, y como siempre, con los materiales a tu disposición el único limite a la hora de crear sera tu imaginación.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: