Neveras vintage 3

¿Estás pensando en darle una nueva vuelta a la decoración de tu cocina?. Más allá de los típicos cambios en el suelo, encimeras, etc… ¿te has planteado que los electrodomésticos también son elementos muy válidos a la hora de darle un nuevo aire a tu casa? Si optas por no tener la misma y aburrida decoración con el típico “mamotreto” blanco, rectangular y blanco, las neveras vintage son una  opción que en un primer momento no tenemos muy en cuenta pero que pueden ser el complemento ideal para nuestra nueva cocina.

Se adaptan a cualquier ambiente, valiendo perfectamente en casas con un marcado estilo vintage o retro, pero también pueden ser el toque de color a una cocina más convencional.

Color, Elegancia...y ¡Calidad!

¿Y por qué nos parecen una opción interesante y original?. ¿Qué hay más aburrido que una nevera blanca? Una nevera blanca y cuadrada!. Este tipo de neveras vintage de las que os hablamos hoy, van directamente por otro lado: aunque no dejan de lado para nada su función principal de conservar los alimentos, se nota el cariño que los diseñadores y marcas (en especial SMEG) ponen en que formen parte del alma de la casa y no sean un simple aparato más al que no prestar atención.

Con una estática típica de las películas de los años 50, en las que siempre alguien acababa bailando un Swing o un Rock & Roll mientras el look Pin-Up triunfaba destacan por sus líneas redondas, el mítico tirador de acero y su gran gama de colores. Aquí se permite todo, desde el negro pasando por colores pastel a rosa chillón o estampados locos floridos.

Además, decimos que son totalmente funcionales ya que suelen tener un tamaño compacto en el que cabe lo que una familia media necesita y además, últimamente y cada vez más se acercan a un mayor estándar de eficiencia energética.

En esas décadas de los 50 y 60, se hicieron un gran hueco en todos los hogares estadounidenses y se convirtieron en un objeto icónico de esa época (al igual que ocurrió con los famosos Seat 600 en España) al aunar el espíritu de la época: la rebeldía del Rock and Roll y la eficacia de la industria americana. La sociedad iba cambiando y cada uno quería destacar: Uno bien rojo para tener en mi piso de soltero o uno negro para la oficina. La “customización” comenzaba.

Seguro que en algún momento las has visto en alguna grande superficies de venta y te llamaron la atención pero nunca habías pensado que podrían ser realmente una opción, ya no hay excusa.

Y por si necesitáseis un pequeño empujoncito, os proponemos un pequeño juego. ¿Sabéis a qué películas y series corresponden estas escenas icónicas en las que este tipo de neveras son casi un personaje más?.

Neveras vintage

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: