¿Tenéis hijos? Seguro que la gran mayoría sí, y muy probablemente algunos aun tengan niños pequeños a los que les encante ir al parque. Todos o la gran parte habréis visto esos columpios, hechos con grandes piezas de madera lijadas y pintadas en colores llamativos, posiblemente más de uno os habréis subido a alguno hace ya un par de años ¿verdad?

Seguro que la mayoría aun recuerda las horas que pasaba subiendo las escaleras para tirarse por el tobogán una y otra vez, con alguno de tus padres en el otro extremo del tobogán esperando a que te lanzaras para cogerte; y de repente pasan los años, y ahora estás tú en el otro extremo del tobogán esperando a que tu hijo se lance.

¿Sabíais que todo ese mobiliario urbano para parques infantiles podéis tenerlo en vuestra propia casa? Aunque claro, vais a necesitar espacio pues hay algunos de estos columpios que pueden ser mas grandes que vuestro salón.

Siempre puedes armarte de paciencia, plantear un diseño, ir a buscar materiales y construirlo tú mismo pero, esto se escapa un poco del ámbito del “hágalo usted mismo” y no podemos olvidar que son cosas que van a usar los mas pequeños de la casa, por lo que si disponemos de espacio y queremos hacer que se lleven una de las mayores sorpresas de su vida, hay veces en las que es mejor ir directamente a por un por un producto realizado por un profesional, ya sabéis, más vale prevenir que curar.

Ademas también pueden ser una solución para una comunidad de vecinos con zonas verdes, donde pueden ser instalados sin mayor problema y suponer horas y horas de diversión para los niños sin necesidad de salir de su propia comunidad, podrán socializar con otros niños sin la preocupación de volver pronto a casa porque anochece.

En definitiva, puede ser una buena idea que puede ahorrarte tiempo y permitir divertirte con tus hijos sin tener que ir fuera de casa, ya que no todos los días apetece salir, pero seguro que a ellos les apetece divertirse todos los días, ¿o no?.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: