Reciclaje de viejos muebles

¿Os habéis cansado del color de los muebles? ¿lleváis años y años viendo esa mesa marrón y barnizada? ¿y si le dais un nuevo toque? Es mas fácil de lo que parece y eso es lo que voy a contaros hoy, como pintar un mueble, ya sea un mueble en perfecto estado o uno algo deteriorado, las posibilidades como casi siempre son infinitas.

El primer paso, tal vez el mas aburrido, es lijarlo completamente, así conseguiréis eliminar los restos de pintura, aunque el mueble no tenga restos, si lo lijas el acabado será mucho mejor, os lo aseguro, ademas, hoy en día existen multitud de herramientas que pueden hacer esta fase mucho mas llevadera, después conviene limpiar el mueble para retirar los restos de lijado y recordad, es preferible que lijéis en la misma dirección que la veta de la madera.

Ahora se debe dar una capa de imprimación, esta capa sirve para preparar el mueble para su posterior pintado, facilita que la pintura se adhiera, lo sella y protege, también existen pinturas con base selladora por lo que podéis saltaros este paso si se da el caso.

Y ahora si, una vez seca la imprimación es cuando podéis pintar el mueble del color que queráis y usando el diseño que queráis, podéis usar una plantilla con el motivo que más os guste, esto ya dependerá de vosotros y del mueble. Es recomendable dar más de una capa, a menos que os guste el resultado después de la primera, pero eso si, dejad que se seque bien antes de aplicar una nueva capa.

Después, lo mejor es que esperéis veinticuatro horas, para estar seguros de que está completamente seco, ahora es el momento de aplicar un barniz protector para que el nuevo color os dure el máximo tiempo posible.

En el mercado podéis encontrar una amplia gama de colores que hará que os resulte prácticamente imposible no dar con los colores que buscáis, pasteles, llamativos, con distintos efectos, es mas, hay aplicaciones como la de Tollens con las que podéis ver antes de pintar el resultado, así podréis ahorraros sorpresas desagradables si una vez pintado no os termina de gustar el resultado, ahorrándoos tiempo y dinero.

Así que no tenéis excusa para darle una nueva vida a vuestros muebles.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: