Manualidades de reciclaje DIY: Libros endurecidos

Materiales:

  • Libro viejo. (Aquí se utilizó una agenda vieja).
  • Pincel plano.
  • Pintura acrílica color blanco tibio.
  • Añejador  acrílico marrón  o betún de Judea.
  • Cola blanca.
  • Lámina
  • Pátina dorada.

Elaboración

  1. Una vez elegido el libro, agenda, etc…,  y una vez decidido en qué punto vamos abrir el libro (justo  por el centro o más hojas en un lado que en otro), tenemos que empezar a endurecer el libro; este es el momento también de poner las hojas en la posición que más nos guste (se pueden doblar algunas, arrugar, etc…).
  2. Una vez esté a nuestro gusto, le ponemos la cola rebajada con un poquito de agua, por las hojas y sobre todos por los bordes. Hay que aplicar  la cola con generosidad, para que se empape bien el papel, para que queden bien duras y además se peguen bien. En este punto aprovechamos para arreglas si tiene algún defecto el libro, como pueda ser las puntas de las hojas dobladas. En cuanto esté a nuestro gusto, tanto el arreglo de defectos, como la forma en que queremos que quede tanto el conjunto como las hojas, lo dejamos secar unas 24 horas.
  3. A las 24 horas le damos la vuelta y repetimos la  misma operación con las pastas. Dejamos otras 24 horas que seque.
  4. Aplicar dos capas de pintura blanco tibio, dejando secar entre ambas. Hay que insistir bien en los bordes y cantos, para que no quede bien parejo el color en todos sitios. Dejar secar, para que no quede nada de humedad, en ninguno de los recovecos.
  5. Ahora  se aplica el añejador (o betún de Judea) y se va limpiando enseguida el exceso con un trapo de algodón que no deje pelusas. Si el libro es muy grande se va haciendo por zonas, para que no se seque y poder dar el aspecto deseado.
  6. El libro tomará un aspecto envejecido, dejar secar muy bien cuando estemos de acuerdo con el resultado.
  7. Aplicar en este momento la pátina dorada, tanto en las hojas, bordes y pastas del libro; si es líquida se hará a pincel seco y si es en crema se puede hacer con una muñequilla o el dedo. En ambos casos tener en cuenta que se debe descargar el exceso de pintura antes de aplicarlo en el libro.
  8. Una vez seco todo, es el momento de decidir si se deja así  o se adorna. Podemos poner una lámina que pegaremos con extremo cuidado de no manchar. O  se pueden poner algunas flores, cordones dorados, etc…Se puede poner una imagen con algún texto que nos guste. Y la terminación es a gusto de cada cual. O adecuado al uso que se le vaya a dar.
  9. Para darle un aspecto aún más antiguo, en este punto se le puede poner polvos de talco y se van quitando con un paño suave a la vez que se va dando lustre a las partes más salientes y se queda con menos brillo las partes profundas. (Se puede poner polvos de talco solamente o mezclados con ceniza)

Tutorial realizado y enviado por Melina Melina Melina

Aquí puedes encontrar los materiales para realizar estos libros

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: