Manualidades con sobres pequeños

Al llegar a cierta edad, te das cuenta de la cantidad de cosas a las que te has acostumbrado casi sin darte cuenta. Comodidades derivadas de la tecnología tan cotidianas a día de hoy, que hasta cuesta recordar cómo era la vida antes de ellas, ¿verdad?. Ahora tenemos pequeños robots que se pasean por la casa aspirando la suciedad, televisiones que gradúan solas su brillo dependiendo de la iluminación de la habitación en la que están, teléfonos que nos permiten hablar con quien queramos aunque esté en la otra punta del mundo, enviar una carta que llega al destino en cuestión de segundos usando el correo electrónico. Y es justo ahí a donde quería llegar, ¿Recuerdas los sobres? tal vez incluso alguien que este leyendo esto no haya llegado a usarlos, pero hoy van a ser los protagonistas y en concreto, una variante que si cabe, puede que aun este más olvidada que los sobres convencionales; y son los sobres pequeños.

Y claro, bastantes se estarán preguntando ¿y que hacemos con sobres pequeños a día de hoy? Está claro que no voy a hablarte sobre cómo mandar una carta. También es cierto que no son un elemento que se venga fácilmente a la mente a la hora de hacer algo con ellos. Pero tal vez ahí es donde radica lo original que puede resultar el resultado.

Imagina, que estamos a finales de noviembre y se acerca la Navidad, ¿usas calendarios de adviento? puedes darle una vuelta de tuerca a la idea del calendario de adviento. Sin duda los más comunes son para niños, y suelen usar casillas que al abrirlas ocultan un pequeño trozo de chocolate con motivos navideños. Pero eso no es excusa para no trabajarnoslo un poquito. Puedes usar corcho, madera, o incluso una cartulina; crear un calendario personalizado para esa persona que ahora mismo tienes en mente y sustituir las casillas por sobres pequeños; y el chocolate por pequeños detallitos que en solitario no signifiquen nada, pero que en conjunto y para esa persona en concreto sean muy importantes, (aunque si optas por usar chocolate, mejor que sea envuelto).

También puedes usar sobres pequeños para hacer unos "marcos" de fotos bastante originales. Necesitarás un cordel; la longitud depende de la cantidad de fotos que quieras usar. Luego también necesitarás sobres pequeños; el número de sobres, igual que antes, depende de la cantidad de fotos que quieras usar. Debes doblar el cordel en forma de U invertida, y pegar los sobres de forma que cada lateral del sobre se pose sobre el cordel. Eso sí, la parte abierta hacia ti; de forma que puedas abrir los sobres y encajar ahí la fotografía dando la sensación de estar a medio sacar. Puedes escribir  en el sobre el nombre del lugar en el que se tomó la foto, el año, lo que quieras. Y al tener forma de U invertida podrás colgarlo donde quieras.

Pero también y cómo no, no podemos olvidarnos de las manualidades con papel. Lo primero en lo que posiblemente estés pensando es en el scrapbooking. Los sobres pequeños tienen bastante hueco aquí; según la temática del álbum que estés confeccionando podrás darles un uso u otro. Ya sea como adorno, ya sea para guardar algo dentro del propio álbum. Ya sabes que cada álbum de scrapbooking es un mundo. Luego, de igual manera puedes decorar sobres con tus hijos. Usando papeles de colores o cartulinas, puedes hacer animales o sus personajes favoritos de alguna película o cómic; incluso si vas más allá, puedes crear muñecos de papel usando un sobre como cabeza, y no hablo de papiroflexia, sinó haciendo uso de la filigrana por ejemplo.

Como siempre te digo, el único limite es tu imaginación. Y da igual como o cuanto avance la vida y la tecnología; en manualidades y labores hay hueco para cualquier elemento y nada se queda atrás.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: