Light Emitting Diode, más conocido como LED. Las lámparas LED están a la orden del día, desde que fuera inventado por el ingeniero americano Nick Holonya en 1962, su LED rojo es el símbolo internacional de encendido y apagado de prácticamente todo aparato electrónico que hay en nuestras casas aunque el LED blanco tardo algo mas en aparecer; no fue hasta 1993 y entonces sí que empezó a hacerse un hueco en nuestros hogares.

Las ventajas de las lámparas LED frente a halógenas o incandescentes, dan para mucho, y voy a intentar sintetizar algunas de estas ventajas antes de hablar de las posibles aplicaciones de las lamparas LED en nuestras casas.

Lámpara de LED

En el medio ambiente, producen un impacto bastante menor que otros tipos de luces: no contienen mercurio, tungsteno ni otros metales pesados. Producen una menor contaminación lumínica ya que su luz siempre es direccional. Tampoco producen radiación infrarroja ni ultravioleta. No generan calor por lo que no queman al tacto, por lo que tampoco pierde energía térmica, lo que se traduce en una mayor duración y esto a su vez implica menos gasto en materias primas.

También conllevan una serie de ventajas económicas, su mayor vida útil se traduce en un menor gasto ya que no es necesario cambiarlas con tanta frecuencia, su duración oscila desde las 15 mil horas a las 50 mil. Dependiendo de la calidad de la bombilla, también consumen menos electricidad que otros tipos de luces, mas de un 80% en comparación con las lamparas incandescentes tradicionales. Consiguen mantener su flujo luminoso entorno al 70% durante toda su vida útil, es decir la potencia luminosa, así como también su encendido instantáneo reduce el tiempo de espera.

Decoración luces LED

La variedad de las lamparas LED también es destacable, existe una multitud de tonos desde los 3000k hasta los 7500k en infinidad de tamaños y una gran variedad de diseños. Esto significa que aparte de conseguir iluminaciones para las distintas estancias de la habitación, la utilidad de las lamparas LED va mas allá convirtiéndose también en elementos de ornamentación con distintas aplicaciones dentro del hogar; como puede ser la de crear un ambiente para el televisor, para enfatizar acuarios, engalanar la casa para según que celebraciones y muchísimas posibilidades mas, el límite es el tiempo y la imaginación de cada uno.

Resumiendo, con un mínimo mantenimiento y por un desembolso inicial algo mayor que las lamparas tradicionales, las lamparas LED suponen a la larga un ahorro económico que justifica totalmente su compra y su uso.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: