Cajas de cartónHoy no vengo a hablarte ni de manualidades, ni de labores, al menos no de forma directa. Hoy vengo a hablarte sobre cómo proteger tus manualidades y labores. Pero no, tampoco de la forma que estás pensando; no hablo de lacas, ni de barnices, sinó de sobres acolchados, embalajes y cajas de cartón. Sí, enseguida lo vas a entender. Bastantes de las personas que compartimos esta pasión, también vendemos nuestras creaciones, ¿a que sí?. Hace tiempo, cuando internet no nos había acercado, una de las formas para darte a conocer y vender tus artesanías era por ejemplo, acudir a ferias de artesanías o mercadillos; pero hoy en día solo un ordenador te separa del mundo. Puedes darte a conocer en un instante y, dos instantes después, estar recibiendo un pedido desde la otra punta del mundo ¿y ahora qué? No puedes entregarlo en mano, y aquí es donde entran los sobres acolchados, los embalajes y las cajas de cartón.

Hay una amplia gama de productos dedicados a proteger tus envíos, puedes perderte mirando las opciones disponibles. Por eso no esta mal repasar un poco y elegir la mejor opción según el tipo de artíulo que vas a enviar. Sin duda el todo terreno de la protección en envíos son las cajas de cartón. Aparte de una variedad enorme de distintos tamaños, más o menos anchas y distinto grosor para adaptarse a tus necesidades, tienes una opción que va mas allá y son las cajas a medida. Con ellas ya no hay excusa ni problema, si necesitas una caja, la puedes tener a medida, una vez tengas tu caja lista, lo siguiente es proteger tu producto, aquí el rey indiscutible es el plástico de burbujas; una capa o dos bien fijada con celo para que no se desprenda, y puedes pasar al siguiente paso. Rellenar los huecos de la caja para que tu envío no se mueva, aquí puedes usar el siempre confiable papel de periódico, ya sabes, cogiendo hojas y haciendo bolas con ellas o el corcho blanco. Sí, del que ya te he hablado alguna que otra vez, lo puedes encontrar listo y cortado en pequeños trocitos ideales para proteger tus envíos. Es importante rellenar los huecos, no te digo meterlo todo a presión, pero sí conseguir que tu artesanía no se mueva dentro de la caja. En principio ya estaría, un buen precinto para cerrar la caja y listo. Sé que todo esto puede parecerte muy básico, pero no sería la primera vez que algún envío me llega roto, no ya por el transporte, si no por estar mal preparada la caja.

Por otro lado, no siempre vas a necesitar cajas para tus envíos. para objetos más pequeños tienes los más que eficientes sobres acolchados. Aquí no hay mucho misterio, sobres con un relleno de plástico de burbujas, a pesar del relleno tampoco está de más proteger el envío envolviéndolo con una capa de mas plástico de burbujas, nunca esta de más algo de protección extra. Sobre todo si hablamos de artesanías, después de todo el trabajo que llevan lo último que deseamos es que lleguen a su destino rota o deterioradas.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: