Decoración romántica en el hogar

Hoy nos vamos a poner románticos, pero no, no mires el calendario, no estamos a 14 de febrero, y tampoco estoy hablando de ese tipo de romanticismo. Sigue leyendo un poco más y descubrirás a qué me refiero, hoy vengo a hablarte sobre decoración romántica, en serio, no hablo de rosas y cajas de bombones; ni de colgar cenefas de corazoncitos. Hoy hablaremos de cómo la decoración de estilo romántico puede darle un nuevo aire romántico a tu casa. Consiguiendo que la sutileza de este estilo empape todos los rincones. Desde cocinas románticas hasta comedores románticos, voy a contaros las características y detalles de la decoración romántica.

El estilo de decoración romántica se caracteriza por una serie de rasgos bastante identificativos; en primer lugar el color, en este tipo de decoración priman los tonos claros. Por lo que unos buenos aliados son los tonos pastel pero no en exceso, los verdaderos reyes son tonos tierra, como beige, blanco y lógicamente marrón, le darán a tu hogar un toque de armonía y tranquilidad. Y crean un contraste perfecto con los demás elementos característicos de este tipo de decoración.

Cocinas románticas en tu hogarAlgo indispensable en los muebles, es que sean de madera, nada de muebles de mármol, metálicos y mucho menos de plástico. Siempre en tonos blancos o tonos muy claros, aunque también a veces se pueden usar de madera sin tratar. También es importante que destaquen en ellos las lineas rectas, que no sean muebles curvos ni sin esquinas. Las lineas rectas delimitan el espacio a la vez que aportan elegancia y armonía.

Y las grandes, y verdaderas protagonistas son las flores. Desde estampados en cojines, sábanas y cortinas hasta flores en jarrones. Yo personalmente recomiendo flores artificiales. Sí, pierdes el aroma, pero tampoco tienes que preocuparte por ellas más que quitarles el polvo de vez en cuando. Eso sí, al igual que antes, los tonos deben ser claros y que armonicen con el resto de elementos. Otra manera de traer las flores sería usando papeles pintados con motivos florales, pero ya sabes, sin que resulten cargantes y siempre con tonos claros.

Por lo demás, cualquier elemento de decoración que uses en tu hogar, ya sean lámparas, cuadros, jarrones, velas o manteles, todos deben ser sencillos. Que no destaquen por su complicado diseño, sinó todo lo contrario, sencillos, lineas rectas, nada que destaque y que se mezcle de forma homogénea con el entorno.

Ahora, sabiendo todo esto, ya tienes mucho ganado. Ahora ya es cuestión de detalles, debes tener en cuenta que es importante que aproveches bien los espacios. Este estilo gana más con espacios abiertos, las habitaciones deben ser agradables a la vista; lugares en los que apetezca pasar el rato y relajarte. Pequeños rinconcitos de paz, una habitación pequeña, por el contrario es fácil hacer que resulte cargante a poco que hagas, y en este estilo huimos de todo lo que resulte excesivo o agobiante.

Sencillez ante todo. Sea cual sea la estancia, aunque hay una en particular a la que debes prestar especial atención y cuidado. Hablo por supuesto de la cocina, dejando de lado dormitorio y salón; la cocina es la estancia donde solemos pasar más tiempo, como con todo, en la sencillez radica su funcionalidad. Una cocina romántica no estará demasiado cargada, puedes usar azules de tonos claros para las paredes o, por el contrario, paredes lisas. Aquí creo que ya depende de cada persona en cuanto a gustos, los tonos claros. Últimamente no dejo de ver cocinas con tonos rojos muy vivos, éste no será el caso, blancos, beige, marrones, incluso grises, aportaran tranquilidad y harán de la cocina un espacio mas cálido y amable.

Esperamos que con estos consejos crees tu espacio romántico preferido en tu hogar. Y me encantaría que nos dejaras en los comentarios cómo lo has conseguido. Ya sabes, paciencia, gusto y a crear esos espacios de los que no querer salir.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: