Ideas para decoraciónHoy la cosa será sencilla y rápida. Decoración, ¿ves? Ya está, unas cuantas ideas para sacar provecho a objetos, muebles y/o demás enseres que tal vez tengas por casa acumulados sin utilidad, a los que darle una nueva vida.

Seguro que tienes algún cuadro que lleva años colgado y no sabes muy bien porqué, tal vez incluso está ahí desde antes que compraras tu casa, a saber. Bueno, la idea aquí es la siguiente, tienes un cuadro del que os habéis cansado, ¿pero el marco es bonito?, puedes aprovecharlo de muchas maneras, puedes usarlo para enmarcar un espejo, ya sea el del baño, el del recibidor, incluso puedes revestir partes de algún otro mueble, o incluso para crear una composición a modo de mural, o como un plafón para lámparas o a modo de moldura para las ventanas.

¿Conoces las cintas decorativas? Seguro que sí, pues tienes que saber que también las hay adhesivas de muchos colores, y con las que puedes decorar cosas que posiblemente no hayas pensado decorar, como la lavadora, el lavavajillas, olvídate de los imanes para la nevera y dale un nuevo aire con cinta decorativa, incluso puedes decorar la mampara de una lámpara y conseguir un bonito juego de sombras, incluso para cristales... ¿cristales? Sí, ¿por qué no? Sólo es cinta adhesiva, cuando te canses, se quita y listo, además así podrás evitar golpeate con una puerta de cristal tan limpia que parezca que está abierta.

¿Tienes un mueble de cajones del que has decidido deshacerte? Dale una oportunidad a los cajones, líjalos, vuelve a píntarlos y cuélgalos, puedes usarlos a modo de estante o simplemente para colocar dentro objetos decorativos, como alguna figurita, velas, etc... Incluso para colocarlos dentro de estanterías y separar espacios.

Saca esos álbums de fotos olvidados, corta una pieza de madera plana con la forma que prefieras, pega las fotos sobre la madera formando un collage de recuerdos y barniza. Tendrás un cuadro-álbum listo para ser colgado donde quieras.

¿Tienes una cocina pequeña? Por qué no usar barras de hierro de cortinas con unos pequeños ganchitos, para colgar las tazas o los utensilios, así los tendrás a mano y ahorrarás espacio en los cajones.

Como ves la premisa es sencilla: busca cosas que tengas, y dales una nueva utilidad. Un pomo de una puerta puede ser un perchero para el abrigo. Los tarros de cristal de comida pueden servir como porta velas, o simplemente como adornos si los rellenas de flores secas. Aunque esto pueda parecer un sacrilegio para algunas personas, puedes usar libros para hacerlos una mesa baja, los endureces con cola mezclada con agua, pegas unos a otros y cuando tengas cuatro patas hechas con los libros, buscas una pieza de madera, para terminar de formar la mesa, puedes forrarla con páginas sueltas, barnizarla y colocar encima un cristal que la proteja.

Como ves, todo es empezar, ahí mismo donde estás sentada, mira a tu alrededor y seguro que ves algo a lo que darle otra utilidad. Y que pase de ser algo inservible a un elemento decorativo, materiales te sobran, y sinó, siempre tienes tiendas de decoración donde inspirarte y conseguir las piezas que te falten para desarrollar tus ideas.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: