Cortinas verticales¿Tienes ya muy vistas las cortinas de tu salón? ¿Quieres darle un nuevo toque al comedor? Hoy voy a hablarte de un tipo especial de cortina; que son las cortinas verticales. Las cortinas verticales son unas cortinas que se componen de lamas, las cuales pueden ser de diversos materiales, y presentan algunas ventajas respecto a las cortinas tradicionales de tela. Si después de leerme tienes interés por conseguir una, pégale una visita a esta tienda online y a ver que encuentras.

Veamos, posiblemente te estés preguntando ¿Qué ventajas tienen estas cortinas respecto a las tradicionales? La principal característica de estas cortinas es que pueden modular la luz. Es decir, al permitir que las lamas se abran en mayor o menor ángulo puedes controlar la iluminación de la habitación. Así como preservar en mayor o menor medida tu privacidad, cosa que con las cortinas tradicionales es o abiertas o cerradas. Por otro lado, y dependiendo del material del que estén hechas, como por ejemplo las del tipo screen, tienen una durabilidad muy alta ya que son mas resistentes que la tela. Así también son mas fáciles de manejar si son de un gran tamaño. Como por ejemplo en grandes ventanales o balcones, son ideales para estos casos en concreto.

Dentro de las cortinas verticales, puedes encontrar una gran variedad. Ya no de diseños, colores y tamaños; sinó del material que las componen. Dentro de las cortinas verticales hechas de tela, puedes encontrarlas opacas, estas no permiten el paso de la luz al interior de la vivienda. Te protegerán a ti y a tus muebles de los rayos del sol. Son ideales para estancias pensadas para descansar como una habitación; aunque también puedes encontrarlas translucidas. En este caso y como indica su nombre, dejan pasar parte de la luz dando así un tono cálido a cualquier lugar donde la coloques. Estas son ideales para grandes salones o comedores. Por otro lado, puedes encontrar las cortinas verticales screen. Estas están hechas de un tejido compuesto por PVC o poliéster y fibra de vidrio. Sin duda son las más resistentes de todas; con una mayor durabilidad, y resistentes a humedad. Por lo que también podrías usarlas en el baño.

Y bueno, ¿Cómo se instalan? ¿es difícil tomar las medidas? No, para nada, siempre puedes recurrir a un profesional; pero no es algo demasiado complicado. Por lo que con unas nociones básicas, cualquiera podría hacerlo. Para empezar ¿Qué medidas tomo? Bien, lo ideal es que a los lados de la ventana que se quiera cubrir con la cortina, se mida unos quince centímetros de más, aproximadamente. Esto es, quince centímetros a cada lado, no entre ambos, luego en vertical ya hay matices. Por arriba debes medir hasta donde tengas pensado colocar el riel, y hacia abajo pues hasta donde quieras que llegue la cortina: al nivel de la ventana o, al nivel del suelo, eso ya es cosa tuya.

Ahora, una vez tengas las medidas tomadas y la cortina lista, debes marcar ya sea en el techo o en la pared donde ira colocada. Acuérdate de usar un nivel para que no quede torcida. Si va en el techo, puedes usar unas pletinas que se encajaran directamente en el riel (esto siempre depende del fabricante. Cada marca tiene sus instrucciones que conviene seguir). Si en lugar de techo vas a colocar el riel en la pared, puedes usar una escuadra metálica donde encajar o atornillar las pletinas para poder enganchar el riel en ellas. Una vez tengas el riel colocado el siguiente paso es mas sencillo aun, engancha cada lama a su pinza correspondiente en el riel. Asegúrate primero de que todas las pinzas tienen la misma orientación para que no coloques cada lama mirando a un lado distinto y listo.

Sin duda las cortinas verticales son una opción muy polifacética, es decir, no tienes porqué acomodarte a un tipo y ya esta. Puedes hacer combinaciones con lamas de distinto color u opacas y translucidas, para crear así tus propios diseños. Siempre podemos ir un paso mas allá siendo creativos.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: