Papeles pintados de los 70

La semana pasada un buen amigo me comentaba que quería darle una nueva imagen a su salón. Que tenia pensado pintarlo pero no quería un color plano y me pidió consejos porque decía que a él nunca se le dieron bien las “manualidades”. Que si había algún “truquillo” para repintar su salón, que quedara bonito y no fuera laborioso para alguien que no esta acostumbrado a este tipo de tares y claro, sin que fuera simplemente un color plano, asi que no tarde ni un segundo en responder con dos palabras, papeles pintados.

Hace no mucho hice otro articulo sobre como trabajar el papel pintado, por lo que hoy me centraré en otros aspectos. Como las ventajas que ofrece el uso de este artículo respecto a otras opciones para decorar habitaciones.

Ventajas de los papeles pintados

La primera ventaja, y que fue la que me hizo recomendar el papel pintado, es lo fácil que resulta aplicar el papel pintado. Y el resultado inmediato que obtienes, como es el caso, si eres una persona que no está acostumbrada a pintar y quieres darle un toque más personal a tu casa. El papel pintado será un gran aliado. A día de hoy tienes cientos, por no decir miles de diseños y patrones. Grandes estampados, motivos geométricos, motivos infantiles para las habitaciones de los mas pequeños, papeles para el baño (papeles vinílicos), para la cocina, papeles que imitan otros materiales como roca o madera,etc. Es muy difícil que no encuentres algo que te guste, y en algunas tiendas especializadas hasta pueden imprimir tus propios diseños. Como ves, personalizar una habitación es más fácil que nunca.

Con el papel pintado tienes la facilidad de poder decorar cada pared de una habitación de una manera distinta, o simplemente una de toda la habitación para que quede resaltada. Sin necesidad de quitar lo muebles, cubrir los que no se puedan quitar, para evitar que se manchen por la pintura, ... Si bien está claro que debes tener cuidado al utilizar la cola, pero es completamente distinto a lo que supone pintar una habitación.

Por norma general puedes lavar el papel pintado si se llegara a manchar, aunque esto es mejor que se lo consultes al fabricante o al vendedor para que te informe sobre el producto que estás comprando. Ya que como con todo, hay distintos tipos y tienen distintas características. Disimula mucho mejor los posibles defectos de una pared. Sí, a todos nos ha pasado alguna vez que hemos hecho un pequeño descorchon en la pared sin querer ¿verdad? Además puedes aplicarlo también a muebles o a las puertas, por lo que siempre puedes ir un paso mas allá.

Inconvenientes del papel pintado

Ahora, algunos inconvenientes, pues claro, todo tiene sus partes buenas o malas. Dependiendo de la calidad del papel puede ser más caro que pintar, pero también depende de la calidad de la pintura que vayas a usar. Aplicarlo no es difícil, pero sí que requiere cierta soltura. Aun asá siempre puedes contratar a profesionales para que lo apliquen por ti. Pero igual que antes, también depende de tipo de papel. Los papeles con base “tejido no tejido” son mas fáciles de aplicar que el resto.

Pero para mí, la verdad, es que la balanza se inclina más a su favor que en su contra. Los papeles pintados son una forma rápida y moderadamente sencilla de diferenciar estancias, personalizarlas, acrecentar el estilo de tu hogar. Como todo en este mundo de las manualidades y labores, requiere esfuerzo, pero sin duda es más cómodo usar el papel pintado que pintar por tu mano los motivos que quieras usar para decorar tu casa ¿no crees?.

Si te ha gustado, compártelo con tus amig@s: